domingo, 7 de junio de 2009

Preocupación del Papa abre puertas a unidad en China, afirma Obispo


El nuevo Obispo de Hong Kong, Mons. John Tong, consideró que la reciente publicación del Compendio de la carta que el Papa Benedicto XVI dirigió a los católicos chinos en el año 2007, puede ayudar a la población a conciliar sus diferencias y unirse tras un Papa decidido a hablar con ellos, a pesar de los continuos esfuerzos del régimen por silenciar su voz.
En un informe especial enviado en exclusiva a la asociación católica Ayuda a la Iglesia Necesitada, Mons. Tong señaló que el último texto ha impresionado a los chinos por la preocupación y atención de la Santa Sede hacia ellos. El sucesor del Cardenal Joseph Zen Ze-kiun como Obispo de Hong Kong desde abril, consideró que el compendio es una respuesta a los intentos de las autoridades comunistas por bloquear la circulación de la carta del Papa del año 2007.
En efecto, el régimen comunista ha prohibido a los chinos acceder a la carta por Internet. "Casi en ningún otro lugar del mundo, los católicos pueden organizar una reunión abierta para estudiar un documento papal, pero en China esto sigue siendo difícil de hacer”.
Refiriéndose al Compendio, que utiliza un formato de preguntas y respuestas, Mons. Tong explica que puede “ayudar a comprender mejor el contenido general (de la carta de 2007). Este formato ha sido utilizado durante mucho tiempo en China para presentar sistemáticamente catequesis católica”.
El Obispo Tong, que integró una comisión especial que ayudó a redactar propuestas para el compendio, explicó que el documento "refleja el espíritu y la esencia" de la carta de 2007, que fue destinada a fomentar una mayor unidad entre los católicos chinos.
En su informe, Mons. Tong destacó cómo en el compendio el Papa compara la reconciliación a un viaje que "no puede hacerse de la noche a la mañana".

No hay comentarios: